Tratamientos complementarios

La ayuda a la ortodoncia para una sonrisa impecable...

Para conseguir una sonrisa radiante con tu tratamiento de
ortodoncia existen multitud de tratamientos adicionales que,
a veces necesarios y otras opcionales, podrán ayudarte a
conseguir y mantener tu objetivo... una sonrisa radiante.

Otros tratamientos complementarios


Para lograr una óptima estética y salud bucal, además de un funcionamiento correcto del sistema masticatorio, la ortodoncia no es por sí sola una solución, de modo que pueden necesitarse otros tratamientos odontológicos complementarios. Además, algunos de estos tratamientos deben realizarse antes del tratamiento de ortodoncia, ya que es necesario un perfecto estado de salud bucal antes de proceder con el tratamiento ortodóncico.




Limpieza bucodental profesional

La limpieza dental o tartrectomía es un tratamiento que elimina cualquier resto de placa, sarro y manchas superficiales del esmalte de los dientes. Este tratamiento puede ser necesario:
  • Antes del tratamiento ortodóncico: Antes de comenzar un tratamiento ortodóncico es necesario que dientes y encías estén en perfecto estado de salud, por lo puede necesitarse una limpieza dental. Además, en el caso de que el tratamiento ortodóncico conste de aparatología fija, la limpieza dental facilitará la adhesión de la aparatología a la superficie del diente y evitará inesperados descementados de la aparatología durante el tratamiento.
  • Durante el tratamiento ortodóncico: Algunos aparatos ortodóncicos fijos pueden dificultar la higiene oral, de forma que se puede acumular más placa y sarro. Para mantener una salud bucal y dentaria óptima durante todo el tratamiento, para evitar caries y descalcificaciones y para lograr un movimiento dentario más efectivo es imprescindible mantener los dientes libres de sarro y placa.
  • Después del tratamiento ortodóncico: Una vez finalizado el tratamiento ortodóncico, tras la retirada de la aparatología, será necesario proceder a una limpieza dental para eliminar completamente el material adhesivo de la aparatología y posibles restos de placa bacteriana y sarro.



Selladores de surcos y fisuras

Tanto en pacientes con o sin aparatología ortodóncica, deberían sellarse los surcos profundos y las fisuras de las caras masticatorias de los dientes. Este procedimiento consiste en rellenar levemente los surcos profundos y las fisuras de las caras masticatorias con una resina de color blanco, de modo que dichos surcos y fisuras no puedan acumular placa bactriana y restos de alimentos. Así se consigue facilitar la higiene oral y se dificulta la aparición de descalcificaciones y caries (se impide el acumulo de bacterias en los surcos y fisuras profundos de difícil acceso durante la higiene oral).






Fluorización tópica

Con frecuencia variable (en función del tipo de aparatología y de las necesidades individuales del paciente) se realizarán fluorizaciones tópicas, lo cual consiste en la aplicación de un gel fluorado de alta concentración sobre el esmalte de los dientes. Este gel fluorado evita la aparición de descalcificaciones y caries.




Educación en higiene bucodental

Al inicio del tratamiento ortodóncico se explicarán al paciente cuales son los mejores métodos de higiene bucodental adaptados a su tipo de aparatología. Igualmente se explicará cómo debe utilizarse el cepillo dental y la seda dental con cada tipo de aparatología. Si fuera necesario, se indicarán otros elementos de ayuda: colutorios, reveladores de placa bacteriana, cepillos interproximales, irrigadores bucales…


 
  Técnicas de higiene oral
con cepillo manual


En este video aprenderás como debes cepillarte los dientes si utilizas un cepillo manual.

Conocer las técnicas adecuadas y hacerlo después de cada comida hará que disfrutes de dientes sanos. Pero además, con una buena higiene bucal los tratamientos dentales que te hayas realizado perdurarán en el tiempo, ya que el pronóstico de dichos tratamientos y su duración a lo largo de los años va estrechamente ligado a una correcta higiene oral.
 
  Técnicas de higiene oral
con cepillo ecléctico


Aquí, con este video, te enseñaremos cual es la técnica más adecuada para limpiar tus dientes si utilizas un cepillo eléctrico.

Recuerda que con el cepillo eléctrico es necesaria mucha menos cantidad de dentífrico.

Ten cuidado de no olvidar ninguna de las caras del diente y ninguna zona de la boca. Además, debes tener precaución con no dañar la encía que rodea al diente.
 
  Técnicas complementarias
de higiene oral


El hilo o seda dental es el complemento perfecto para el cepillado, ya que utilizada una vez al día elimina los restos de comida y placa bacteriana que quedan entre los dientes y que el cepillo dental no es capaz de eliminar.

Los cepillos interdentales son muy útiles para completar la higiene dental cuando existen espacios entre los dientes. No olvides seleccionar un cepillo interdental del tamaño adecuado.

Además, recuerda limpiar tu lengua utilizando un raspador lingual.
  
  Higiene, alimentación y tabaco

La eliminación de la placa dental y de los restos de alimentos es uno de los aspectos más importantes para evitar caries y enfermedades de las encías. Elige un cepillo dental adaptado a tus necesidades y utilízalo después de cada comida.

Para alcanzar los espacios interdentales a los que no llega el cepillo puedes utilizar hilo dental, cepillos interdentales e irrigadores dentales.

Cuidar la alimentación y evitar el tabaco son fundamentales en tu salud bucodental.

Y no olvides tus visitas regulares al dentista.


Revisión de odontología general

Al igual que en los pacientes sin tratamiento ortodóncico, cada cierto tiempo se recomienda una visita de odontología general para revisar la salud de los dientes y encías.




Tratamiento periodontal

Los pacientes con enfermedad periodontal en estado activo (periodontitis, piorrea o enfermedad de las encías) no pueden someterse a tratamiento ortodóncico. Es necesario que la enfermedad periodontal esté inactiva para poder comenzar con el tratamiento de ortodoncia, para lo cual resulta imprescindible realizar un tratamiento periodontal y mantener la inactividad de la enfermedad durante todo el tratamiento ortodóncico con visitas de mantenimiento y control de la salud de la encía.




  Enfermedad periodontal

Aprende más en este vídeo sobre la enfermedad periodontal o enfermedad de las encías, la cual afecta a la encía, al hueso de soporte del diente y al ligamento periodontal.

Los primeros síntomas de esta enfermedad periodontal es la inflamación y enrojecimiento de la encía y el sangrado de la misma durante el cepillado. Además, está asociada al mal aliento y a la sensibilidad dental al frío y/o al calor. Cuando la alteración es severa aparece la movilidad dental, la cual acaba con la pérdida del diente si no se pone solución.





Tratamiento conservador

Todas las caries y descalcificaciones que pueda presentar el paciente deberán estar solucionadas mediante obturaciones (empastes) antes de comenzar el tratamiento de ortodoncia.



  Caries superficial

La caries es una enfermedad bacteriana que desmineraliza los tejidos del diente. La caries se origina porque las bacterias transforman el azúcar de los alimentos en ácidos, los cuales desmineralizan el esmalte de los dientes.

Mientras que la caries dental solo afecta al esmalte de los dientes es prácticamente invisible y casi solo el dentista es capaz de detectarla. Pero si, además, llega a la dentina, la caries se hace dolorosa y empieza a ser visible.

La eliminación del tejido enfermo y su sustitución por un empaste devuelve la salud al diente.






Caries profunda

La caries profunda llega a afectar a los tejidos más profundos del diente, llegando hasta la pulpa dental (vulgarmente llamado el nervio dental), el cual provoca un dolor intenso en el diente.

La solución consiste en retirar la pulpa o nervio en su totalidad mediante una endodoncia, de forma que el tejido retirado se sustituye por un material de relleno. Después es necesario hacer un empaste para tapar el orificio, aunque en muchos casos es necesaria realizar una corona protésica para evitar la fractura dentaria debida a la fragilidad del diente consecuente a la endodoncia.






Fractura dental

El diente puede romperse en ocasiones, habitualmente debido a un golpe, aunque también puede ocurrir espontáneamente cuando se trata de dientes debilitados.

Si el diente se rompe sin afectar a los tejidos internos, la zona fracturada puede reemplazarse por una resina compuesta o por una corona protésica, lo cual dependerá de la extensión de la fractura.

Pero si el diente se rompe y afecta a la pulpa, será necesario proceder a una endodoncia para eliminar los tejidos internos. Después, para evitar la fragilidad del diente consecuente a la endodoncia, suele ser necesario instalar una corona protésica.





Quiste dental

Tras una agresión a la pulpa, más conocida como el nervio dental, por una caries o un trauma oclusal, la pulpa puede morir y desarrollarse un quiste en la extremidad de la raíz. Esto también puede ocurrir en un diente endodonciado con un tratamiento incompleto o deficiente.

Los quistes dentales pueden producir dolores, abscesos y supuraciones, aunque su existencia se confirma con una radiografía.

Deberá desinfectarse el diente y realizar una endodoncia correcta, aunque en ocasiones es necesario eliminar el quiste quirúrgicamente.





Tratamiento protésico

Los tratamientos protésicos consisten en colocar coronas o puentes (sobre los propios dientes o sobre implantes protésicos) para rellenar los espacios edéntulos (espacios dejados por la pérdida de algún diente). Para mejorar la anatomía y estética dentaria también se pude recurrir a reconstrucciones de composite (mismo material que se utilizar para los empastes) o a carillas de porcelana.

Habitualmente los tratamientos protésicos se realizan después del tratamiento de ortodoncia, ya que el tratamiento ortodóncico permite distribuir adecuadamente los espacios para la posterior rehabilitación protésica.



 
  Prótesis fija

Los dientes perdidos deben ser reemplazados para conservar la estabilidad de las arcadas dentarias y el desplazamiento de otros dientes, lo cual puede acarrear espaciamiento dental, inclinaciones anómalas de los dientes, caries e incluso movimientos en los dientes de la arcada opuesta.

La prótesis fija consiste en la utilización de puentes dentales, los cuales utilizan uno o varios dientes naturales como apoyo para poder incluir uno o varios dientes falsos que rellenan los huecos dejados por los dientes perdidos.


  Prótesis removible

En los casos donde hay muchos dientes ausentes pude ser necesario recurrir a la prótesis removible, ya que no existen suficientes apoyos para poder utilizar una prótesis fija.

Cuando hay pocos dientes a sustituir se podrá recurrir a una prótesis parcial, mientras que en otros casos donde faltan todos los dientes será imprescindible realizar una prótesis completa.






Implantes protésicos

Cuando existen espacios o huecos en las arcadas dentarias porque se ha perdido alguna pieza dentaria, se aconseja rellenar dichos espacios con dientes artificiales. Dejar un hueco en la arcada permitiría la movilización de los dientes adyacentes a dicho espacio.

La mejor forma de lograr rellenar los espacios dejados por la extracción de algún diente es recurriendo a los implantes protésicos, sobre los cuales se colocan coronas que reproducen la anatomía, color, estética y función de los dientes naturales.


Los tratamientos con implantes protésicos deben realizarse después del tratamiento de ortodoncia, ya que el tratamiento ortodóncico permite distribuir adecuadamente los espacios para la posterior colocación de los implantes protésicos. Además, debe tenerse en cuenta que los implantes protésicos no pueden moverse con un tratamiento de ortodoncia, así que:
  • Si se está pensando en un tratamiento combinado de ortodoncia e implantes, es necesario realizar primero el tratamiento ortodóncico y después el tratamiento con implantes dentales.
  • Si ya se tienen colocados implantes dentales, hay que considerar que dichos implantes no se moverán con el tratamiento de ortodoncia, aunque si pueden moverse el resto de los dientes naturales.


  Implante dental

Aprende más en este vídeo sobre los implantes dentales.

La solución ideal a los problemas de ausencias dentales es la prótesis sobre implantes. Los implantes dentales son raíces artificiales que se colocan sobre el hueso del maxilar o de la mandíbula. Después de la cicatrización del hueso podrá colocarse sobre el implante una corona protésica que reemplaza y sustituye al diente perdido.

A veces los implantes soportan solo una corona protésica, pero en ocasiones pueden soportar varias coronas o incluso prótesis removibles.