Tratamientos complementarios

La ayuda a la ortodoncia para una sonrisa impecable...

Para conseguir una sonrisa radiante con tu tratamiento de
ortodoncia existen multitud de tratamientos adicionales que,
a veces necesarios y otras opcionales, podrán ayudarte a
conseguir y mantener tu objetivo... una sonrisa radiante.

Cirugía ortognática


Cuando existen alteraciones importantes en el tamaño o posición de los huesos maxilares (maxilar superior y mandíbula inferior) y el paciente ya ha finalizado su crecimiento, no pueden utilizarse tratamientos ortopédicos para solucionar el problema. En estos casos, aunque no siempre, puede ser necesario recurrir a un tratamiento combinado de ortodoncia y cirugía ortognática, para lo cual se necesita de la colaboración de un cirujano maxilofacial y del ortodoncista.

Después de realizar una planificación conjunta del tratamiento entre el ortodoncista y el cirujano maxilofacial, se comienza con una fase de tratamiento activo en la que el ortodoncista moviliza los dientes superiores e inferiores a una posición acorde con cada uno de sus huesos respectivos (maxilar superior para los dientes superiores y mandíbula inferior para los dientes inferiores). Una vez que el ortodoncista logra los objetivos, esta fase de tratamiento activo se interrumpe para que el cirujano maxilofacial coloque los huesos maxilares en la situación adecuada (la cirugía se realiza con los aparatos ortodóncicos colocados en boca), tras lo cual el ortodoncista reanuda la fase de tratamiento activo para dar estabilidad a la corrección obtenida y lograr todo el detallado funcional y estético de la dentición.

De esta forma, con el tratamiento combinado entre ortodoncia y cirugía ortognática, se logra armonizar no solo la posición de los dientes, sino también la de los huesos maxilares.